Biblioteca Palafoxiana

Muy cerca del Zócalo y de la Catedral, en la calle Oriente 5 encontramos uno de los sitios con más historia de Puebla, la Biblioteca Palafoxiana.

En el mismo edificio de la Casa de Cultura (antiguo colegio de San Juan), la sala que alberga la biblioteca reúne más de 40.000 volúmenes en varias lenguas que desde el siglo XVIII protege con celo la vasta donación que el mecenas que da nombre a la colección, Juan de Palafox y Mendoza, -el obispo español nacido en Navarra- donó a la ciudad.

Entrada a la Biblioteca Palafoxiana
Entrada a la Biblioteca Palafoxiana

Historia de la “primera biblioteca pública de América”

La puerta que da acceso a la biblioteca ya transmite de por si la impresión de sumergirnos en un lugar sagrado. No en vano, si nos fijamos en los escudos que decoran la puerta observaremos el del Marquesado de Ariza, un título nobiliario que el rey español Felipe III otorgó a Francisco Rebolledo de Palafox, señor de la villa de Ariza, Almirante de Aragón y padre de Juan de Palafox.

La labor humanística de Juan de Palafox y Mendoza, a la sazón obispo de Puebla y en la práctica excelso mecenas del arte y la educación, dio a la luz la aparición en 1773 de un salón biblioteca donde se exponían a cualquiera que supiera leer (hecho insólito hasta la fecha puesto que la educación y por ende la literatura sólo estaba abierta a parte de la sociedad y al estamento eclesiástico en concreto). Algo más de un siglo antes, en 1646, Palafox había donado su colección privada de cinco mil libros a los Colegios de San Pedro y San Juan. A la primera remesa se fueron sumando las donaciones de obispos posteriores, incluyendo el conjunto de volúmenes confiscados a la orden de los Jesuitas tras su expulsión. Algunos de los autores que encontramos aquí son tan célebres como Cervantes, Jean de la Fontaine, Séneca, Santa Teresa de Jesús, Santo Tomás de Aquino o el mismo fraile Torquemada.

La sensación que transmite la visita a la Biblioteca Palafoxiana es la de entrar en otro tiempo, donde la transmisión del conocimiento no dependía de los medios actuales, más rápidos, pero al mismo tiempo más pasajeros. En los legajos que hoy parecen sólo decorar las paredes de la biblioteca se encuentran condensados las bases del pensamiento filosófico y teológico de un periodo muy importante para México y para toda América.

El alargado salón de la Biblioteca Palafoxiana
El alargado salón de la Biblioteca Palafoxiana

Además de las tres hileras de estanterías que flotan a ambos lados de la alargada sala de la biblioteca, los muebles poblanos que adornan la estancia afianzan el carácter atemporal de la sabiduría concentrada aquí. Las temáticas de los libros están marcadas por letreros y numeración, que van desde la Historia, la geografía, las matemáticas, el Derecho, el Arte, y esencialmente la teología y la religiosidad, siendo el incunable de  “Los Doce Libros de Historia de Heródoto“, impreso en Venecia en 1473 el de mayor antigüedad.

En el extremo opuesto a la entrada encontramos el retablo dorado de la Virgen siciliana de Trápani, con la máxima impresa bajo la pintura “Maria sedes Sapientia”, María sede de la sabiduría.

Numeración de los volúmenes de la Biblioteca Palafoxian
Numeración de los volúmenes de la Biblioteca Palafoxiana

La Unesco concedió en 2005 el galardón de “Memoria del Mundo” para reconocer el inmenso valor inmaterial que ha repercutido el estudio de sus volúmenes en la educación y formación de la humanidad. Al mismo tiempo no hay que olvidar que el Centro histórico de Puebla es parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Horario de la Biblioteca Palafoxiana:

De Martes a Viernes: 10:00 – 17:00 hrs.
Sábado y Domingo: 10:00 – 16:00 hrs.
Teléfono: 01 (222) 777 25 81

Ubicación de la Biblioteca Palafoxiana